Cuando alguien alcanza un nivel avanzado de consciencia y libertad se genera una paz mental que permite ver las cosas con una mayor claridad.


Para alcanzar este nivel es necesario eliminar los apegos que no nos permiten ser libres.


Eliminar los apegos consiste en no dejar que nada te posea, tanto las cosas materiales como las personas que te rodean, los amigos, el trabajo, la familia.


Cuando se logra una liberación emocional se adquiere una sensación de control que nos hace ser responsables de nosotros mismos.


En la vida nada es indispensable, nada puede contenerse eternamente. Las relaciones y las cosas materiales vienen y van.


Uno de los secretos para eliminar los apegos consiste en eliminar la necesidad de hacer reclamos emocionales a las personas que nos rodean. 


Cuando eliminas estos reclamos inconscientemente empezarás a tener una actitud libre que hará que las personas a tu alrededor se sientan en confianza y quieran estar a tu lado.


De la misma manera, nunca debes permitir que otras personas te impongan su necesidad de ejercer control sobre ti.


Desde nuestro nacimiento el mundo intenta imponernos ciertas reglas que seguimos sin saber por qué. 


Esto es porque muchas personas que hacen parte de tu círculo social siempre van a buscar hacer que sigas sus reglas de alguna manera. Algunos lo harán por medio de reclamos o comentarios autoritarios, otros querrán que sigas ciegamente todos sus consejos.


Todas estas ataduras se irán desvaneciendo poco a poco cuando desarrolles una actitud libre y tranquila.


En el momento en que decides caminar por la senda del desapego ocurren varias cosas muy interesantes:


– Tu mente se tranquiliza y comienzas a ver la realidad de una manera clara y objetiva.

– Las personas a tu alrededor manifiestan su aprecio al estar a tu lado.

– La relación con el sexo opuesto mejora rápidamente.

– Tus amigos buscan aportar a tu vida de manera positiva.

– Tu ser interno el libre para ser feliz.


El desapego implica vivir en el presente, eliminar las preocupaciones de lo que viene a futuro y olvidar las tristezas que nos mantienen en el pasado. No se trata de que nada te importe, se trata de que nada te afecte.


Quien te enfada te domina


Cuando alguien intenta hacerte sentir mal por algo que hiciste o dejaste de hacer está intentando dominarte.


No permitas que nada ni nadie te imponga sus necesidades, tú eres libre de hacer lo que quieras y nadie a tu alrededor sabe mejor que tú lo que necesitas para ser feliz.


Dalai Lama dijo la siguiente frase: 


“Solo existen dos días en el año en los que no se puede hacer nada. Uno se llama ayer y otro mañana. Por lo tanto hoy es el día ideal para amar, crecer, hacer y, principalmente, vivir”.


Descarga El Ebook 19 Errores Que Hacen Huir A Los Hombres Sin Ningún Costo Aquí