propuesta-matrimonio

 


Cuando un hombre decide comprometerse lo hace porque siente que la mujer con la que está es irremplazable.


Para que llegue ese momento tan especial es necesario tomar ciertas acciones que ayuden a “cerrar el trato” en su mente y se olvide de salir con alguien más.


Por eso hoy vamos a estudiar cómo lograr este objetivo.


Para entender este principio vamos a referirnos a la relación que existe entre vender y seducir.


Porque cuando se logra seducir a un hombre de la manera correcta se puede llegar al objetivo fácilmente.


Seducir a otra persona consiste en vender nuestro producto. Se trata de explorar nuestra sensualidad y proyectarnos de manera tal que su interés aumente al ver lo que tenemos por ofrecer.


Un buen vendedor sabe identificar el momento preciso para cerrar la venta por medio de una pequeña frase que hace que el prospecto sienta que está tomando la decisión correcta de comprar.


Si el vendedor se apresura a cerrar la venta antes de tiempo su cliente perderá el interés y no será posible cerrar el trato.


Por otro lado, si el vendedor no cierra el trato el cliente perderá su interés gradualmente.


Pero, ¿cómo identificar el momento exacto para que el resultado sea positivo?

 

couple-happy-love-summer-favim-com-1005911

 

Así lo haría un buen vendedor…


El primer paso es ganar el interés del prospecto.


El segundo es identificar el momento exacto en que su interés ha llegado al punto máximo.


El tercero es hacer la pregunta que le haga comprar el producto.


Es un proceso muy simple y aplica para muchas cosas en la vida.


Lo único que tienes qué recordar es que cuando un hombre está sintiendo atracción máxima es posible cerrar “pequeños tratos” en su mente.


Por ejemplo, en momentos de pasión, cuando el hombre está haciendo intentos seductivos, su atracción estará llegando a niveles máximos. Esos serán momentos oportunos para pedirle que te regale un ramo de flores el próximo día.


Esa pequeña solicitud es una venta que seguramente vas a realizar de forma exitosa, debido a que has cerrado el trato en el momento en que su interés está en los niveles más altos.


Los momentos en los que el hombre no está atraído no son momentos adecuados para pedirle que realice una acción de compromiso.


El error que cometen algunas mujeres es que intentan realizar la venta por medio de reproches.


Lo cual es equivalente a que un vendedor se muestre molesto porque el prospecto no compra su producto.


También hay que tener en cuenta que no es necesario intentar cerrar tratos en todo momento.


Siguiendo la analogía de las ventas podemos decir que en muchas ocasiones el buen vendedor no busca cerrar la venta rápidamente, en lugar de ello permite que el cliente aumente su interés gradualmente sin presiones de ningún tipo.


Esto hace que el prospecto empiece a confiar más y su interés aumente gradualmente.


Así que ya sabes el secreto, cierra pequeños tratos cuando sus niveles de atracción hayan llegado a niveles altos y nunca te olvides de lo siguiente: Si no cierras ningún trato la venta no sucederá.



Esto podría interesarte:

 

Descarga El Ebook “19 Errores Que Hacen Huir A Los Hombres” Sin Ningún Costo Aquí